miércoles, 31 de agosto de 2011

Verás, a veces, te enamoras, lo das todo y fracasas, y llega un momento en el que dejas de arriesgar por miedo a no triunfar, es simple, luchaste, amaste y perdiste, pero tienes que ser valiente y empezar a vivir, tienes que seguir con la cabeza alta.


No dejes que los fracasos del pasado impidan los triunfos del futuro

No hay comentarios: